Juzgado Superior en lo Civil, Mercantil, Tránsito, de Protección Niño y el Adolescente
y Bancario Circunscripción Judicial del Estado Monagas

196° y 148°


A los fines de dar cumplimiento con lo establecido en el artículo 243 del Código de Procedimiento Civil, se establece que en el presente juicio intervienen como partes y apoderados las siguientes personas:

DEMANDANTES: NELSON MORA MAGGIORANI, venezolano, mayor de edad, titular de la Cédula de Identidad Nro.4.468.886.

APODERADO JUDICIAL: AQUILES LOPEZ BOLIVAR, RAMON HERNANDEZ GAGO y MILANGELA HERNANDEZ GAGO, venezolanos, mayores de edad, titulares de las Cédulas de Identidad Nº 15.322.148, 8.306.608 y 12.155.241 abogados en ejercicio e inscritos en el Instituto de Previsión Social del Abogado bajo los N° 100.688, 36.743 y 75.816.

DEMANDADO: CARLOS ENRIQUE ALFONZO, venezolano, mayor de edad, titular de la Cédula de Identidad Nro.5.279.708

APODERADOS JUDICIALES: FERNANDO ANDRES SANCHEZ GAMBOA, FRAMBERT JOSE SANCHEZ GAMBOA, ELEIDDY MILLAN ACEVEDO y JESUS ENRIQUE DELGADO FLORES, abogados en ejercicio e inscritos en el Instituto de Previsión Social del Abogado bajo los N° 15.985, 61.549, 113.306 y 62.154.

MOTIVO: CUMPLIMIENTO DE CONTRATO
EXP. 008383

Conoce este Tribunal en razón de la apelación ejercida en fecha 25 de Julio de 2006 por el Abogado Aquiles López contra la sentencia de fecha 12 de Julio de 2006 dictada por el Juzgado Primero de primera instancia en lo Civil y Mercantil de la Circunscripción Judicial del Estado Monagas en la cual declaro improcedente la acción por cumplimiento de contrato de arrendamiento intentado por el Ciudadano NELSON MORA MAGGIORANI contra el Ciudadano CARLOS ENRIQUE ALFONZO.

En fecha treinta de Octubre de 2006, este Tribunal le dio entrada a la apelación de la causa y el curso legal correspondiente. Siendo la oportunidad legal para la presentación de los informes de Segunda Instancia y habiéndose ejercido dicho derecho por la parte recurrente, se abrió el lapso de ocho días, para que las partes formulen las observaciones escritas, concluido el mismo la causa entro en estado de Sentencia, en razón de ello este Tribunal pasa a decidir en base a las siguientes consideraciones:
PUNTO UNICO

El presente juicio surge con motivo de la celebración de un contrato de arrendamiento realizado entre el Ciudadano NELSON MORA MAGGIORANI y el Ciudadano CARLOS ENRIQUE ALFONZO, debidamente protocolizado ante la Notaria Pública del Municipio Ezequiel Zamora en fecha 27 de Junio de 2000, documento que corre inserto en los folios que van del folio 4 al 6 ambos inclusive del presente expediente y del cual se desprenden unas series de características como lo son:

1. Las partes que intervienen, como lo son EL ARRENDADOR y EL ARRENDATARIO, es decir el Ciudadano NELSON MORA MAGGIORANI y CARLOS ENRIQUE ALFONZO, respectivamente.
2. El bien objeto del contrato, el cual se encuentra constituido por un local comercial de su exclusiva propiedad ubicado en la Carretera Nacional vía Punta de Mata-Maturín de la Ciudad de Punta de Mata Municipio Ezequiel Zamora del Estado Monagas constituido por un galpón, una oficina y una habitación con baño incorporado en construcción.
3. El monto del canon de arrendamiento el cual equivale a la cantidad de Doscientos Cincuenta Mil Bolívares (Bs. 250.000, ºº). En relación a ello señala que El ARRENDATARIO se obligo a pagar con puntualidad al vencimiento de cada mes la cuota correspondiente o canon de arrendamiento, hasta la expiración del contrato. En el entendido que la falta de cumplimiento por parte del ARRENDATARIO daría lugar a la solicitud de resolución del presente contrato sin necesidad de cualquier otro requisito, tal como lo expresa la parte in fine de la CLAUSULA TERCERA.
4. El tiempo de duración del contrato.

Es decir el contrato cumplió con las características de mayor relevancia que debe tener todo contrato, y en el caso específico todo contrato de arrendamiento, primero fue de mutuo consentimiento, bilateral, oneroso, de buena fe y sinalagmático perfecto. Ahora bien en el caso de marras se observa del petitorio de la parte accionante que procede a demandar al ciudadano CARLOS ENRIQUE ALFONZO por RESOLUCIÓN DE CONTRATO para que convenga o en caso contrario sea condenado a la entrega inmediata del inmueble objeto del contrato de arrendamiento libre de personas y cosas; a cancelar a mi representada la suma que resulte de los montos insolutos por los servicios de luz eléctrica, aseo urbano y cualquier otro servicio que haya utilizado el bien inmueble durante la vigencia del contrato; a pagar la cantidad de OCHO MILLONES DOSCIENTOS CINCUENTA MIL BOLIVARES (Bs. 8.250.000, ºº) a razón de DOSCIENTOS CINCUENTA MIL BOLIVARES (Bs. 250.000, ºº) mensuales por indemnización y por ultimo al pago de las costas y costos procesales.

En atención a ello considera necesario este Sentenciador y dada la situación jurídica del presente caso analizar lo referente a la resolución y cumplimiento de contratos, y de seguidas pasa hacerlo:

“Los juicios de resolución de contrato de arrendamiento, es un tipo de acción, la cual debe ser intentada por ante el órgano jurisdiccional, en contratos de arrendamientos a tiempo determinado y debido al incumplimiento de algunas de las partes, a fin de resolver el contrato pactado entre estas”, como lo señala la autora IRAIDA ESTHER ORTEGA CARVAJAL, expresa la misma autora en su obra “Problemática de los Juicios de Resolución, Cumplimiento y Desalojo en los Contratos de Arrendamiento”. Continúa la señalada autora con lo siguiente: La finalidad de esta acción es atacar el contrato del mismo para resolverlo e impedir su continuación sobre la base del incumplimiento del demandado, igualmente prevé la posibilidad de reclamar los daños y perjuicios a que hubiere lugar.

Ahora bien en relación a los juicios por cumplimiento de contrato a tiempo determinado como a los contratos a tiempo indeterminado, en estas demandas el incumplimiento se toma en consideración al vencimiento del plazo estipulado para el arrendamiento por el cual se solicita el cumplimiento. Una vez establecidas las características más relevantes de estos juicios valdría preguntar ¿Puede intentarse la acción por resolución de contrato y a la vez el pago de los cánones de arrendamiento vencidos y no pagados? ¿O puede intentarse con la acción por cumplimiento de contrato? La respuesta a ello se evidencia de la Sentencia del 4 de Abril de 2003 (TSJ- Sala Constitucional) Exp. Nº 01-2891- Sent. Nº 669. Ponente: Magistrado Dr. Jesús Eduardo Cabrera Romero, que al respecto cito:

“…Omissis…Conforme a la Jurisprudencia en la materia, si se pide la resolución de u contrato de arrendamiento, no puede pedirse a la vez el cumplimiento del contrato y el pago de las pensiones adeudadas simplemente, y para solventar tal situación, el cobro se pide por concepto de daños y perjuicios que generalmente equivalen al monto adeudado por concepto de pensiones no pagadas durante la vigencia del contrato. La Sala, de la lectura del petitorio del libelo que transcribe la decisión, considera que la demandante no esta pidiendo el cumplimiento del contrato, sino la resolución del mismo, y además solicita que se le pague lo ya causado y lo que se cause mientras dure el procedimiento, como justa indemnización por el uso del inmueble cuyo contrato pide quede resuelto, El artículo 1167 del Código Civil , reza: “En el contrato bilateral, si una de las partes no ejecuta su obligación, la otra puede a su elección reclamar judicialmente la ejecución del contrato o la resolución del mismo, con los daños y perjuicios en ambos casos si hubiere lugar a ello”. Para la Sala es indudable que no se pueden acumular en una misma demanda pretensiones de cumplimiento y resolución, ya que son antinómicas, pero el acreedor demandante puede pedir la ejecución, más los daños y perjuicios. Quien pide la resolución, a fin que finalice el contrato y las cosas refieren al estado en el que se encontraban al momento de la convenció, y pide que se le indemnice por el uso de la cosa, esta demandando la resolución mas daños y perjuicios, lo que se ajusta a la letra del artículo 1167 del Código Civil…Omissis…”

La presente acción fue presentada ante el Juzgado Primero de Primera Instancia en lo Civil y Mercantil de la Circunscripción Judicial del Estado Monagas, solicitando la resolución de un contrato de arrendamiento celebrado entre los ciudadanos NELSON MORA MAGGIORANI y CARLOS ENRIQUE ALFONZO, tal como se evidencia de los folios que van desde el 12 al 16 del presente expediente, en la cual el primero de los nombrados alega la celebración de un contrato de arrendamiento sobre un inmueble constituido por un galpón y cuyas características se señalaron up supra.

Observa esta Alzada a los fines de decidir que de las pruebas promovidas por las partes en la oportunidad procesal correspondiente se desprende:

• Cursa en autos Contrato de Arrendamiento original del cual se desprende que las partes intervinientes son el Ciudadano NELSON MORA MAGGIORANI y el Ciudadano CARLOS ENRIQUE ALFONZO, y que el mismo tiene por objeto el inmueble ya descrito. En relación a ello se observa que el referido contrato no fue desconocido, rechazado o impugnado por el ciudadano CARLOS ENRIQUE ALFONZO.
• Que el demandado ni por si ni por medio de apoderado judicial contesto la demanda.
• Que de las pruebas promovidas por la parte demandada se evidencia que el objeto sobre el cual recae ese contrato de venta que hiciera el Ciudadano RAFAEL MENESES al Ciudadano CARLOS ENRIQUE ALFONZO, no es el mismo sobre el cual se realizo el contrato de arrendamiento ya señalado, pues el primero de los nombrados se refiere a un inmueble constituido por un local comercial consistente en un galpón, cuyas características y demás especificaciones, son las siguientes: un local comercial ubicado en la Carretera Nacional Vía Punta de Mata, Municipio Ezequiel Zamora del Estado Monagas, consistente en un galpón y una oficina y una habitación con baño incorporado en construcción, dicho local se encuentra parcialmente construido con paredes de bloques de arcilla, piso de cemento, techo de zinc, puerta de hierro y que se encuentra enclavado en un lote de terreno con una superficie de SIETE MIL QUINIENTOS METROS CUADRADOS (7.500 Mts2) y alinderado de la siguiente forma: NORTE: Con propiedad del Ciudadano NELSON MORA; SUR: Con la empresa denominada PETRODUCTO, C.A; ESTE: Vía Nacional que conduce Punta de Mata-Maturín y OESTE: Propiedad del Ciudadano NELSON MORA, y el segundo contrato, es decir, el contrato de compra-venta realizado entre el Ciudadano RAFAEL MENESES y CARLOS ENRIQUE ALFONZO se refieren a lo siguiente: 1) Un galpón de treinta metros (30 Mts) de frente por seis metros (6 Mts) de fondo aproximadamente y distribuido de la siguiente manera: área para deposito; cuatro habitaciones y cuatro baños, construido con bloques de arcilla y cemento, pisos de cemento y terracota, techo de estructura metálica y laminas de zinc; 2)Un galpón en construcción de diez metros y trece centímetros (10, 13 Mts) de frente por veintiocho metros y cuarenta centímetros (28, 40 Mts) de fondo aproximadamente, hecho con vigas de cabilla y concreto, paredes con bloques de arcilla y cemento; 3) Un galpón de doce metros (12 Mts) de frente por trece metros con cuarenta centímetros (13, 40 Mts) de fondo aproximadamente, también en construcción y cuyos linderos son: NORTE: En doscientos diez metros (210 Mts) con terrenos propiedad del Sr. RAFAEL ENRIQUE MENESES; SUR; En doscientos diez metros (210 Mts) con terrenos ocupados por la empresa PETRODUCTO, C.A.;ESTE: En noventa y dos metros (92 Mts) carretera principal de Punta de Mata crucero de Maturín y OESTE: En noventa y dos metros (92 Mts) con terrenos propiedad del Sr. RAFAEL ENRIQUE MENESES.

En atención a ello observa quien suscribe y a los fines de decidir el presente recurso que de la revisión de las actas se evidencia que el demandado en la oportunidad procesal correspondiente no probó lo necesario a los fines de desvirtuar las afirmaciones de la parte accionante en presente juicio, es decir, no alego ni utilizo los medios de pruebas necesarios para modificar los hechos constitutivos de la demanda. Es decir, en la oportunidad de la contestación de la demanda no acudió ni por si ni por medio de apoderado judicial hacer efectiva la misma posteriormente en la oportunidad procesal correspondiente no promovió mecanismo alguno para hacer efectiva su defensa pues los medios probados no versaban sobre el objeto del presente juicio, toda vez que tanto la prueba documental como la testimonial estaba referida a probar la venta que realizo el Ciudadano RAFAEL MENESES al Ciudadano CARLOS ENRIQUE ALFONZO sobre unos inmuebles que no constituyen el objeto de la presente pretensión y que por ende no tiene valor probatorio alguno para este Sentenciador, y así se decide.-

Igualmente observa esta superioridad que tanto en las disposiciones de la Ley de Arrendamientos Inmobiliarios así como la jurisprudencia de nuestro más alto Tribunal la cual se cito supra no es permisible solicitar la resolución del contrato o el cumplimiento y el pago de los cánones de arrendamiento en una misma acción, lo único que es posible es intentar alguna de estas acciones y como consecuencia de ello solicitar la indemnización por falta de pago de esos cánones vencidos y no pagados. En el caso de marras el accionante en su libelo de demanda solicita la resolución del contrato de arrendamiento celebrado con el ciudadano CARLOS ENRIQUE ALFONZO y solicita la indemnización tal como se desprende del numeral quinto del referido instrumento al expresar la cantidad y adicionar “…sin perjuicio de las otras indemnizaciones a que hubiere lugar…” de lo cual se infiere claramente que el monto reclamado corresponde a una reparación o indemnización y no al pago de los cánones vencidos y no pagados. En atención a ello observa este Sentenciador que el presente recurso debe prosperar y así declarado en la dispositiva, y así se decide.-

DISPOSITIVA

Por los razonamientos que anteceden este Juzgado Superior en lo Civil, Mercantil, Transito, Bancario y Protección del Niño y del Adolescente de la Circunscripción Judicial del Estado Monagas, administrando justicia en Nombre de la Republica Bolivariana de Venezuela y por Autoridad de la Ley, y con apego a los artículos 12 y 242 del Código de Procedimiento Civil, declara CON LUGAR la apelación ejercida por el abogado AQUILES LOPEZ, con el carácter de auto contra la decisión emitida por el Juzgado Primero de Primera Instancia en lo Civil y Mercantil de la Circunscripción Judicial del Estado Monagas: Como consecuencia se REVOCA la decisión dictada en fecha 12 de de julio de 2006 y CON LUGAR la demanda interpuesta por el Ciudadano NELSON MORA contra el Ciudadano CARLOS ENRIQUE ALFONZO.

En consecuencia se ordena al referido ciudadano a:

PRIMERO: La entrega material del inmueble al Ciudadano NELSON MORA, para lo cual el Tribunal de la causa providenciaría lo conducente.
SEGUNDO: El pago de la cantidad de OCHO MILLONES DOSCIENTOS CINNCUENTAL MIL (Bs. 8.250.000 °°) por indemnización de los meses vencidos y no pagados.
TERCERO: El pago de los montos insolutos por servicios de luz eléctrica, aseo urbano y cualquier otro servicio que haya utilizado el inmueble.
CUARTO: Las costas y costos procesales de conformidad con lo establecido en el artículo 274 del Código de Procedimiento Civil.
Publíquese, Regístrese, y cúmplase.

Dado, firmado y sellado en la sala de despachos del Juzgado Superior en lo Civil, Mercantil, Transito, Bancario y Protección del Niño y del Adolescente de la Circunscripción Judicial del Estado Monagas; en Maturín, el 22 del mes de Marzo del dos mil siete. Años 196° de la Independencia y 148° de la Federación.
El Juez Temporal,

Abg. David Rondón Jaramillo


La Secretaria

Abg. Maria Soledad Marcano


En la misma fecha, siendo las 10:30 de la mañana se dictó y publico la anterior decisión. Conste.


La secretaria.





DRJ/mrg.-
Exp. N° 008383.-