REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA




EN SU NOMBRE:
PODER JUDICIAL
CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL DEL ESTADO ZULIA
CIRCUITO JUDICIAL PENAL
JUZGADO OCTAVO DE PRIMERA INSTANCIA EN FUNCIONES DE JUICIO - CONSTITUIDO EN FORMA MIXTA CON ESCABINOS
Maracaibo, 31 de Enero de 2008.-
197º y 148º

SENTENCIA Nº 02-08 CAUSA Nº 8M-283-06


JUEZ PRESIDENTE: DR. FRANKLIN USECHE.
JUEZ ESCABINO TITULAR l.-CIUDADANO: ROBINSON LANDINO MARQUEZ.
JUEZ ESCABINO TITULAR 2: CIUDADANO: FABIO A. MONTES CARDOZO.
SECRETARIA: ABOG. ROSA VIRGINIA MONTERO.


IDENTIFICACIÓN DE LAS PARTES:


PARTE ACUSADORA: ABOG. JAMEES JIMENEZ MELEAN, Fiscal Cuarto del Ministerio Público de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia.

ACUSADO: DOUGLAS RAMÓN QUINTERO GONZÁLEZ
DELITO: HURTO DE VEHÍCULO EN GRADO DE TENTATIVA
DEFENSA PRIVADA: ABOG. JOSÉ ALBERTO MADRIZ
VÍCTIMA: VÍCTOR PETRASERVICIUS MELYNAITE

PUNTO PREVIO:
El presente Juicio Oral y Público fue iniciado y culminado por el Juez Suplente Abg. Julio Arévalo Márquez, quien dictó el dispositivo del presente fallo, en el cual se acogió al lapso establecido en el artículo 365 del Código Orgánico Procesal Penal, para la publicación de la sentencia in extenso.
Así las cosas, es preciso indicar que en fecha 03/10/2007 fue designado como Juez Provisorio de este Tribunal Octavo de Juicio del Circuito Judicial Penal del Estado Zulia el Dr. Franklin Useche, quien tomó posesión del cargo en fecha 10/10/2007, y quien en fecha 18/10/2007 se aboca al conocimiento de la presente causa. Motivos por los cuales, en aras de garantizar todos los principios que informan el proceso penal venezolano, así como el principio de la Tutela Judicial Efectiva, contenido en el artículo 26 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en consonancia con el artículo 49 ejusdem, acuerda efectuar la publicación del texto integro de la presente sentencia, con estricto apego a los criterios sostenidos por nuestro Máximo Tribunal de la República en Sala Constitucional de fecha 05/10/04, signada bajo el número 2355-2004, con ponencia de la Magistrada CARMEN ZULETA DE MERCHAN, en la cual se estableció lo siguiente:

“…es menester reiterar el criterio sostenido en la sentencia n° 412/2001 del 2 de abril (caso: Arnaldo Certain Gallardo), ratificado en el fallo n° 806/2004 del 5 de mayo (caso: Felipe Segundo Rodríguez), por cuanto los accionantes denunciaron que la sentencia condenatoria, del 28 de agosto de 2003, fue dictada por el juez Orinoco Fajardo León, mientras que la audiencia de juicio fue presenciada por la juez Ivonne Leal, quien estaba a cargo del Tribunal Unipersonal de Juicio n° 4 cuando se realizó dicho acto, entre los días 2 al 12 de junio de ese año, y fue ella quien pronunció el dispositivo del fallo. En las mencionadas decisiones, esta Sala afirmó:
“(...) ¿puede entonces un Juez penal en función de juicio, producir una sentencia in extenso sin haber presenciado el debate oral y público, sólo con acuerdo al acta del debate oral donde se absolvió o condenó al acusado por los delitos referidos en la querella acusatoria? (...).
La Sala considera que la sentencia fue pronunciada por la juez que presenció el debate oral; su publicación es imprescindible para el cumplimiento de los extremos a que se contrae el artículo 365 del Código Orgánico Procesal Penal, relativo al contenido de la sentencia definitiva. El Estado, a través del órgano jurisdiccional penal ya emitió su decisión, en este caso, absolutoria. Por lo tanto, en caso de producirse falta temporal o absoluta del juez unipersonal de juicio que ha ordenado la publicación de la sentencia in extenso para dentro de los diez días siguientes a su pronunciamiento, debe el nuevo juez, con base en el contenido del acta del debate oral y las demás actas del expediente cumplir con lo requerido por la norma adjetiva antes citada.
La falta temporal o absoluta del juzgador para producir la sentencia in extenso, no invalida los actos procesales celebrados durante el debate oral, donde está incluido el acto de la deliberación; acto conformado por el conjunto de operaciones intelectuales del tribunal, mediante las cuales se construye la solución jurídica del caso y se opta por una de las hipótesis de hecho probables, mediante la valoración de las pruebas. La sentencia comprende una serie de actos formales, los cuales comienzan con la clausura del debate oral y culminan con su publicación. Por ello, si la publicación del fallo in extenso no ha ocurrido, en virtud de la decisión adoptada por el juez, consistente en hacerlo dentro de los diez días posteriores al pronunciamiento de aquélla, ello no significa, en modo alguno, que la decisión nuclear de la sentencia pueda ser afectada por la falta de oportuna publicación del texto extendido. De allí, la exigencia por parte del legislador a efectos de garantizar la tutela judicial efectiva, de que concluido el debate oral y luego de la deliberación por parte del juez o jurado, se lea su dispositiva en presencia de las partes, con lo cual quedan notificadas. En estos casos, las actas del proceso junto con la documentación aportada por las partes y el acta del debate oral, se integran para constituir la decisión del proceso”. (Negritas y subrayado del Tribunal).


Ahora bien, el presente Juicio Oral y Público, iniciado el día 16 de Julio del año 2007, por este Tribunal Octavo de Primera Instancia en Funciones de Juicio constituido en forma Mixta con Escabinos del Circuito Judicial Penal de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, sede del Poder Judicial en esta ciudad de Maracaibo del Estado Zulia, donde se cumplieron y se hicieron cumplir todas las formalidades de Ley que informan el debido proceso como son los principios de oralidad, publicidad, inmediación, concentración y contradicción, según consta del Acta de Debate levantada a los efectos; y, habiéndose diferido la redacción del texto integro de la Sentencia pronunciada acogiéndose éste Tribunal Mixto al lapso establecido en el Artículo 365 del Código Orgánico Procesal penal a los fines de su publicación, pasa de seguidas a redactar la correspondiente Sentencia dictada, la cual fue pronunciada una vez terminada la deliberación, conforme a lo dispuesto en el Artículo 362 del Código orgánico procesal Penal por el Juez Suplente Abg. Julio Arévalo, donde se acordó por votación realizada en forma ÚNANIME la INCULPABILIDAD del Acusado, DOUGLAS RAMÓN QUINTERO GONZÁLEZ, de nacionalidad venezolana, natural de Maracaibo, de 44 años de edad, soltero, de profesión u oficio Obrero, titular de la cedula de identidad No. 9.713.676, hijo de José Ángel Quintero y Rubia González Quintero, residenciado en el Sector Haticos por Arriba, Calle San Marcos, Avenida 110, Casa No. 19A-821, Maracaibo, Estado Zulia, de los hechos que le atribuyera el Ministerio Público en su acusación, la cual fue admitida por el Juez Décimo de Primera Instancia en Funciones de Control de este Circuito Judicial Penal, durante la Fase intermedia del proceso donde ordenó la Apertura a Juicio del mismo. En tal sentido, este Tribunal Mixto pasa a elaborar la correspondiente SENTENCIA ABSOLUTORIA, conforme a lo previsto en el Artículo 366 del Código Orgánico Procesal Penal, en los términos siguientes:

I
DE LA ENUNCIACIÓN DE LOS HECHOS Y CIRCUNSTANCIAS QUE HAN SIDO OBJETO DEL JUICIO:

El presente Juicio Oral y Público ha sido con ocasión a la acusación interpuesta por el Ministerio Público donde acusa al ciudadano DOUGLAS RAMÓN QUINTERO GONZÁLEZ, plenamente identificados, a quien le atribuyó la comisión del delito de HURTO DE VEHICULO AUTOMOTOR EN GRADO DE TENTATIVA, previsto y sancionado en el Artículo 4 de la Ley Sobre el Hurto y Robo de Vehículos Automotores, delito éste cometido presuntamente en perjuicio del ciudadano VÍCTOR PETRASERVICIUS MELYNAITE, y una vez declarado abierto el debate por el Tribunal, se le concedió el derecho de palabra al Ministerio Público, ABOG. JAIMESS JIMENEZ MELEAN, para que exponga los fundamentos de su acusación. Seguidamente el representante del Ministerio Público hace un breve relato de los hechos acontecidos, los cuales tuvieron ocasión de la manera siguiente: “Antes de iniciar el relato por el cual el Ministerio Público presenta este acto conclusivo llamado acusación fiscal, el Ministerio Público le va a informar de que la función del Ministerio Público se encuentra establecida en la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela en el Artículo 285 en concordancia con lo establecido en el Artículo 108 del Código Orgánico Procesal Penal, igualmente Artículo 37 de la actual Ley del Ministerio Público aprobada. En base a estas consideraciones es importante hacer del conocimiento del Tribunal constituido con Escabinos, de que el titular del ejercicio de la acción penal, es el Ministerio Público, por ser en este caso el representante del Ministerio Público, quien maneja en el caso que nos ocupa el monopolio de la acción penal, es decir cuando un fiscal del Ministerio Público presenta una acusación fiscal como acto conclusivo final, es porque ha recabado suficientes indicios de convicción para fijar de que no solo existe la comprobación de un hecho punible, sino que también existe un responsabilidad penal, y por ello fue admitida la referida acusación fiscal y todas las pruebas promovidas por el Ministerio Público por considerarlas pertinente, útiles, necesarias. Es por eso que el Ministerio Público como representante del Estado Venezolano, y por tener el ius punendi, determino que la investigación efectuada una vez que se practicara la detención de dos ciudadano de nombre DOUGLAS RAMÓN QUINTERO GONZÁLEZ, que es el señor que se encuentra aquí sentado y el señor FREDDY ALFONSO SANTIAGO, quien actualmente se encuentra con una orden de aprehensión, estimo y considero que fueron cubiertos los extremos del Art. 326 del Código Orgánico Procesal Penal, que establece los requisitos de forma y de fondo para determinar que el ciudadano que se encuentra aquí sentando, es el responsable en la comisión del delito de HURTO DE VEHÍCULO AUTOMOTOR EN GRADO DE TENTATIVA. Ahora bien, para mayor comprensión de ustedes como Tribunal Mixto, especialmente los ciudadanos Escabinos tienen que saber la diferencia especifica entre un Hurto y un Robo, el hurto trae como consecuencia que una persona se lleva algún objeto del lugar donde se encuentra sin el consentimiento de su dueño, y aprovechándose de el en este caso para llevárselo, y el robo se refiere en este caso que no existe el consentimiento del dueño, el robo al efectuar el despojo del objeto, es distinto al hurto por que existe violencia, existe constreñimiento a la persona que en este caso tiene la representación de ese bien material, para entonces poder entregar la persona el objeto producto de ese constreñimiento, en el caso que nos ocupa estamos hablando de un vehículo, el vehículo se encontraba aparcado en una venta de pollo en la avenida 4 Bella Vista y la persona propietaria del vehículo se encontraba dentro de un restaurante almorzando con otras personas, ocurre que el ciudadano Douglas Ramón Quintero conjuntamente con Freddy Alfonso Santiago, se encontraban tratando de hurtarse el vehículo a través de unos objetos que les fueron incautados en su poder para posteriormente llevárselo, sin el consentimiento de su dueño, para ustedes poder entender un poco mas que fue lo que ocurrió acá el Ministerio Público les va a relatar cuales fueron esos hechos. Estos hechos ocurrieron el 15/09/04, cuando era aproximadamente las una de la tarde, los funcionarios Jorge González y Adrin Perentena, ambos adscritos a la Policía Municipal de Maracaibo, se encontraban en labores de patrullaje y observan a dos personas en una actitud muy irregular que se encuentran tratando de abrir un vehículo, marca Grand Blazer, marca Chevrolet, camioneta, placas IAA-40U, color verde, este vehículo como se encontraba en la parte de afuera, estos funcionarios al ver la situación irregular inmediatamente proceden a llegar al sitio con el objeto de verificar cual era la situación del porque estas personas estaban tratando de abrir el vehículo y estas personas a observar la comisión policía proceden a huir del lugar de los hechos y los funcionarios proceden a aprehenderlos, uno cargaba un cuchillo con el cual se encontraba tratando de abrir el vehículo en cuestión y el otro cargaba un par de lentes de aumento, posteriormente ellos al ver la situación tan irregular, comienzan a indagar quien era el propietario del vehículo y si tenía conocimiento de esta situación, manifestando el propietario que no, que en ningún momento dio autorización para que estos ciudadanos abrieran su vehículo, y muchos menos que pudieran llevarse es por ello que de manera flagrante fueron capturados tratando de llevarse el vehículo en cuestión, al ciudadano antes mencionado. Posteriormente estas personas al ser privadas de su libertad, se efectúa la Audiencia Preliminar, en donde a estas personas que fueron capturadas el Tribunal les otorga una Medida Cautelar de Libertad bajo presentación, se difiere la audiencia preliminar y posteriormente al ser fijada nuevamente solo se presenta el ciudadano Douglas Quintero, pero el otro ciudadano no compareció, es por ello que el Ministerio Público solicita la orden de aprehensión y es por eso que al hablar de dos personas que existen en la comisión de los hechos solo se encuentra aquí el ciudadano DOUGLAS QUINTERO. Ahora bien, una vez que se inicia la aprehensión flagrante de los referidos ciudadanos de conformidad con Art. 363 del Código Orgánico Procesal, comienza la fase de la investigación, donde el ministerio Público comienza a recabar una conjunto de elementos para determinar que existe una responsabilidad penal, porque, solicita en este caso la declaración del propietario de la camioneta quien va a rendir declaración ante este Tribunal indicado que el se encontraba comiendo tranquilamente en ese restaurante y el no tenia conocimiento de que personas desconocidas trataban de llevarse su vehículo, igualmente existe la declaración de los dos funcionarios que practicaron la aprehensión, y van a rendir su declaración sobre la aprehensión flagrante de estos ciudadanos quienes fueron aprehendidos a pocos minutos de haberse cometido el hecho, igualmente tenemos el testimonio del ciudadano Boris Petraservicius, que es la persona que se encontraba en compañía del ciudadano Víctor, quien va a manifestar que se encontraba en el restaurante y que la camioneta es propiedad del referido ciudadano, tenemos igualmente los testimonios de las personas que le practicaron la experticia de reconocimiento al vehículo dejando constancia que el vehículo si existe y que presenta esas características y es el vehículo que se encontraba en el lugar de los hechos, igualmente tenemos un testimonio muy importante que es la Lic. Rosalía Franco, que le practica la inspección técnica al vehículo, que deja constancia de que el mismo se encontraba violentada la cerradura al momento de practicarle la inspección técnica, aunado a ellos existen un conjunto de pruebas documentales, como el acta policial levantada por los funcionarios que practican la aprehensión de los dos ciudadanos, la experticia de reconocimiento y avalúo real practicada al vehículo en cuestión, la denuncia interpuesta por el ciudadano Víctor Petraservicius, la copia del vehículo donde se demuestra la propiedad del mismo y la inspección técnica practicada por la Lic. Rosalba Franco, adscrita al CICPC, y que va a ser incorporada por su lectura, de conformidad con el Art. 369 del Código Orgánico Procesal Penal. Ahora bien la conducta delictiva desplegada por el ciudadano Douglas Ramón Quintero, se encuentra encuadrada en la comisión del delito de Hurto de Vehículo en grado de Tentativa, porque existe en este caso la plena convicción de que estas dos personas sino hubiese habido este agente, como son los funcionarios de la Policía Municipal de Maracaibo, hubiesen cometido en este caso el hecho de haberse llevado el vehículo en cuestión, precisamente llegándoles a incautar algunos objetos que pudiera determinarse estar involucrado en la comisión de este delito, es por eso que existe la tentativa del Hurto de Vehículo Automotor en grado de Tentativa, ya que la presencia de estos funcionarios hicieron no posible que este delito fuera consumado en su totalidad, es por eso que en base a estas consideraciones el Ministerio Público les va a solicitar presten mucha atención a las declaraciones rendida por los funcionarios, sino también por los expertos, quienes dejaran constancia de cuales fueron las experticias practicas, y porque en este caso, sirven para la comprobación de este hecho punible. Es todo”. Terminada la exposición del Fiscal, la defensa de los acusados, tomando la palabra el ABOG. JOSÉ ALBERTO MADRIZ, quien expone: “Buenos días Tribunal Mixto, me toca defender al ciudadano Douglas Ramón quintero González, por la presunta comisión del delito de Tentativa de Hurto, y desde este momento la defensa se pronuncia, y solicita que el ciudadano se declare inocente, por cuanto todo lo que imputado por el Ministerio Público no es así, y en su oportunidad legal se probará amplia y suficientemente. Una jurisprudencia, nos habla sobre 3 máximas para poder juzgar sobre el delito de Hurto y que es el más difícil de probar por estas 3 condiciones. 1. tiene que haber empleo del medio apropiado, el Ministerio Público, tiene que probar que verdaderamente existieron unos medios apropiados para cometer el hecho .2.- La segunda condición es una condición subjetiva, que es la intención, tenía él la intención o no de hurtar el vehículo 3. La condición objetiva, que es el comienzo de la comisión como tal. El ciudadano DOUGLAS, ese día estaba lloviendo durísimo, con truenos, el día estaba oscuro, muy oscuro, no conoce al ciudadano Freddy Alfonso Santiago, no tienen ningún tipo de vinculación y oyendo las palabras del ciudadano Fiscal, que involucra a mi defendido, que no tiene nada que ver, es por eso que mi defendido en la presentación y en la audiencia preliminar manifestó que no conocía al otro ciudadano, que no sabía quien es, pero yo si puedo lamento sobre un testigo que daría fe de lo que estaba haciendo en ese lugar, en ese lugar, a esa hora, lamentablemente no la presente como testigo. Hay una serie de circunstancias que no están claras, por eso el Juez en fase de Control, decidió que resuelvan esto en juicio, por que aquí es como se va a saber la verdadera la verdad de cómo ocurrieron los hechos, pero en esta fase de juicio hay igualdad, nosotros los Defensores Privados y Públicos tenemos también plasmado en la constitución que hay una igualdad, que significa esto, como el objeto principal aquí es la búsqueda de la verdad, no nos podemos dejar intimidar por lo que diga el Fiscal o por la Defensa, pido al Juez Julio Arévalo aplicar firmemente el Art. 359, en cuanto a la lectura, que sea como dice el Código Orgánico Procesal Penal , no puede ser que le vamos a refrescar a los funcionarios, y le vamos a entregar el acta para que vean como fue, esa era la acotación que quiero que ustedes tengan al tanto, en ese sentido negamos, rechazamos y contradecimos toda la presunción inicial, porque si bien es cierto que hay elementos ahí, eso no determina la responsabilidad, tanto es que las pruebas ofrecidas por la Fiscalía, no son de la Fiscalía, son compartidas, por el principio de la igualdad, de la comunidad de las pruebas, de la oportunidad, las mismas pruebas de él son las mismas pruebas que yo estoy impulsando y para terminar le pido luces al tribunal, por lo delicado, por el tipo de delito que es Hurto de Vehículo. Es todo”. Seguidamente, luego de haber sido informados de los hechos que se le atribuyen e impuestos de todos y cada uno de sus derechos el acusado, se identificó como ha quedado escrito y dijo llamarse: DOUGLAS RAMÓN QUINTERO GONZALEZ, quien manifestó: “Estaba yo parado en Fetrazulia con mi jefa, para ver una prestación de una máquina, cuando me llama mi esposa y me dice que la niña está enferma, entonces yo llamo a mi jefa y le digo que me voy, entonces salgo a buscar la medicina y atravieso por donde venden los pollos cuando me estoy montando en el taxi, tremendo palo de aguacero, duro, entonces yo me voy montando en el taxi cuando me saca y me encañona la policía y me dice que me estaba robando una camioneta, y me dicen vamos al sitio, vamos y buscan al señor de la camioneta, de donde estaba comiendo y me dicen a mi que abra la camioneta, entonces yo le dije que como la iba a abrir si esa camioneta si no es mía, que la abran los dueños, entonces le dicen a el señor que abra la camioneta, y el policía le pregunta qué se le perdió y le dijeron que nada, y que no van a poner denuncia, entonces le dijo si no van a poner denuncia me los llevo preso a ustedes, entonces me detuvieron, entonces me trajeron para acá como a las 5 ó 6 de la tarde, todo mojao, ahí fue cuando el Abog. José Madrid, me sirvió de abogado y me enviaron al reten, y nada no me encontraron nada, duré como mes y pico, todavía dice el señor Juez, por que lo van a enviar si el no tiene nada que ver, solo por una púa que le encontraron al otro señor, y unos lentes, yo no lo conocía, yo salgo primero que el señor y aquí estoy, cada vez que me envían una cita aquí estoy, ahora estoy sin empleo porque cada vez que me llega una cita me han botao, yo tengo una hija de 5 años. No tengo mas nada que decir”. Es todo“. Concluyeron.

En fecha 26 de Julio de 2007, se procedió a la continuación del Juicio Oral y Público, se dio inicio a la recepción de pruebas, de conformidad con lo establecido en el artículo 353 del Código Orgánico Procesal Penal, y rindió declaración el ciudadano JOHAN JAVIER TORRES, en su condición de funcionario adscrito a la Policía Municipal de Maracaibo. Se suspendió el debate contradictorio para el día 08/08/2007, a las 11:00 a.m.

En fecha 08 de agosto de 2007, se procedió a la continuación del Juicio Oral y Público, se continúo con la recepción de pruebas, y rindieron declaración jurada los ciudadanos: 1) BORIS PATRASERVICIUS, en calidad de testigo, 2) JORGE LUIS GONZÁLEZ, en su condición de funcionario adscrito a la Policía Municipal de Maracaibo y 3) ADRIÁN RAFAEL PARENTENA GONZÁLEZ, en condición de funcionario adscrito a la Policía Municipal de Maracaibo. Se suspendió el debate oral y público para el día 14/08/08, a las 10:00 de la mañana.

En fecha 14 de agosto de 2007, procedió a la continuación del Juicio Oral y Público, se continúo con la recepción de pruebas, y rindieron declaración jurada los ciudadanos: 1) VICTOR PETRASERVICIUS, en su condición de víctima, 2) El funcionario WILFREDO JOSÉ AGUILAR GUEDEZ, en su carácter de experto adscrito al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas y 3) La funcionaria ROSALBA DEL CARMEN FRANCO. Se procedió a la recepción de las pruebas documentales, siendo recepcionadas las siguientes: 1.- Acta policial de fecha 15 de Septiembre de 2004, suscrita por los funcionarios Jorge González y Adrián Perentena, adscritos al Instituto Autónomo de Policía Municipal de Maracaibo, la cual contiene el procedimiento donde se practicó la detención del acusado de autos. 2.- Experticia de Reconocimiento y Aval